r matrimonio en la azotea

Ideas para pedir matrimonio a tu novia

Antes de empezar a escribir este post tenía bastante claro que para pedirle a alguien que se case contigo no hacía falta más que dos personas que se quieren y un momento de intimidad. Lo del anillo de diamantes sigue sin parecerme imprescindible, tal vez sea la convicción de Holly Golightly en Desayuno con diamantes de que antes de los cuarenta son de mal gusto, o simplemente que nunca he sabido apreciar las joyas.

Respecto a la intimidad, a lo largo de esta mañana, he cambiado un poco de idea. No me refiero a pedir matrimonio en público, con decenas de personas que no conoces mirándote y esperando tu respuesta,  soy demasiado tímida para eso, pero poder contar con un fotógrafo escondido cerca para que pueda capturar ese momento tan especial, me parece una buena idea.

Solo quien lo ha pedido, sabe lo que se siente ese instante antes de hacer una pregunta, cuya respuesta ya sabes, pero que, durante esos largos segundos, el corazón se acelera y podrías dudar hasta de que la tierra es redonda. Poder guardar en una imagen ese instante junto a la cara de emoción de tu pareja al escuchar la pregunta merece la pena. Así que ahí van unas cuantas ideas para aquellos que estéis pensando en hacer la gran pregunta y necesitéis un poco de inspiración.

Pedida de matrimonio

Tiene que ser una sorpresa, así que con cualquier excusa tenéis que conseguir llevar a vuestra pareja al lugar elegido, puede ser algo rutinario, como dar un paseo por vuestra ciudad, un excursión al campo, más recomendable si ella es vergonzosa, o cualquier mentirijilla piadosa para subir a la azotea o arreglarse para una fiesta sorpresa inventada para otra persona.

r matrimonio en la ciudad

r matrimonio en la ciudad

r matrimonio en la azotea

No todo tiene que estar perfecto y vosotros elegantemente vestidos, este chico decidió pedirlo mientras hacían deporte, lo importante es que el momento sea especial para vosotros.

Pedida de mano haciendo deporte

Una idea que me ha gustado mucho es lo que he bautizado como “petición de mano en diferido”. Desde primera hora de la mañana, ella recibe una nota en la que le dice que tiene que prepararse para una pregunta muy especial y a lo largo del día va recibiendo pistas sobre lo que tiene que hacer, sin saber cuándo llegará. Una manicura, lugares especiales para la pareja, comprar un vestido para la ocasión, prepararse en una habitación de hotel, compartir con las amigas los nervios de todo el día y por fin el esperado momento.

Pedida de matrimonio en diferido

Para terminar, os dejo con unos videos, algunos auténticos despliegues de medios y creatividad, con los que el sí está garantizado.

Si estáis pensando en sorprender a vuestra pareja pero necesitáis un poco de ayuda profesional, no dudéis en poneros en contacto con nosotros a través del mail info@losdetallesdetuboda.com.

Como siempre, más inspiración y las fuentes de las imágenes en Pinterest.

Y a vosotras, ¿cómo os gustaría que os lo pidieran?

1 comentario en “Ideas para pedir matrimonio a tu novia

  1. La pedida en diferido me recuerda a como se prometieron dos amigos. El novio escogió un sábado y comenzó su día iendo al gimnasio, como cualquier fin de semana. Al poco de marcharse envió un ramo de flores y una tarjeta con instrucciones de ir a su cafetería favorita. Alli un empleado la reconocia y le ofrecía desayunar lo que le apeteciese y por supuesto le entregaba una nueva tarjeta que la enviaba a un spa para que se dedicase tiempo para ella. Tras el relajante masaje era el momento de un «brunch». En el restaurante le esperaba su chico y junto a las tortitas la camarera le sirvió una suculenta cajita de terciopelo negro.
    Todos, floristero, masajistas, camareros participaron con mucha ilusión; asi que compartir con extraños un momento tan intimo es un regalo muy especial para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *